Aprender a perdonar


Queridos hermanos,

Hoy el Señor nos hace reflexionar sobre el perdón: “¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano?’. Pregunta importante, que siempre es actual por que nos toca a todos. Algunos textos bíblicos concedían el perdón hasta tres veces; y Pedro generosamente se atreve a doblar la aplicación hasta siete veces; pero Jesús lo desconcierta con su respuesta exigiendo un perdón sin límites diciéndole “No sólo hasta siete, sino hasta setenta veces siete ”.

Y Jesús continúa su enseñanza a Pedro a través de una parábola que está estructurada en escenas donde sobresalen los contrastes y la oposición de los comportamientos. Un gesto de buena voluntad alcanza el perdón inmediato de una gran deuda para quien, inmediatamente después, es implacable e incapaz de olvidar aquella pequeña deuda que un compañero le debía, además de despertar la indignación de quienes presencian lo sucedido. Dios tiene infinita misericordia, mientras aquel hombre perdonado se muestra mezquino, tirano, intolerante e incapaz de prolongar el perdón recibido.

Esta parábola nos instruye sobre la generosidad y la calidad del perdón. Perdonar es tener piedad y amor hacia quien nos agrede o comete una falta contra nosotros. No existen límites para perdonar cuando se juzga con amor.


Perdonar es tener piedad y amor hacia quien nos agrede o comete una falta contra nosotros. No existen límites para perdonar cuando se juzga con amor.

No debemos caer en resentimientos y mucho menos llegar a la venganza, el odio, el rencor y la ira. El amor al prójimo y la magnanimidad son nuestra lección de hoy. Un corazón grande se manifiesta en el perdón. Es una victoria el perdonar sin límites, frente a la derrota del que dice que “perdona pero no olvida”. Quien no es capaz de perdonar totalmente a otros rompe el puente por donde puede venir el perdón que él necesita.


debemos ser compasivos y misericordiosos para alcanzar el perdón y la misericordia de nuestro Señor



Es propio del ser humano amar, pero que es más humano y cristiano perdonar. Cuando debemos escoger entre aplicar la justicia o el perdón, sin lugar a dudas el discípulo de Jesús debe escoger siempre el perdón. Nosotros los cristianos debemos otorgar en toda ocasión el perdón, tanto a los amigos como a los enemigos, aún cuando sea más difícil. Estamos todos tan necesitados de perdón que debemos ser compasivos y misericordiosos para alcanzar el perdón y la misericordia de nuestro Señor.

Que el Señor les bendiga,

Padre Alvaro Huertas

 CONTACTO

 

IGLESIA CATOLICA SANTA BARBARA

6801 West 30th Avenue

Hialeah, FL 33018

PH: 305-556-4442

PH: 305-698-5574

FAX: 305-558-7256

Email: info@santabarbaradn.org  

Siguenos en:

  • Instagram
  • YouTube
  • Facebook
  • Twitter

Links importantes

Arquediosesis link.jpg

©2020 by Santa Barbara Catholic Church